CCPCR

Más de medio centenario de Historia
Como resultado de la Revolución Industrial en el Siglo XVIII, se dio un auge mayor hacia la clase burguesa, integrada por comerciantes, banqueros y hombres de negocios, quienes comenzaron a formar sus propias agrupaciones a fin de protegerse y desarrollar sus propios intereses.

Nuestro país no pasó desapercibido por este proceso, según el Historiador Vladimir de la Cruz, en su libro “Las luchas Sociales en Costa Rica” en la segunda mitad del Siglo XIX se dieron dos tipos de organizaciones sindicales: las sociales mutualistas que surgieron en 1852 caracterizándose antipatronales y las Sociedades de Artesanos Trabajadores, que surgieron a finales de ese mismo Siglo, y su comportamiento era de sindicatos que luchaban por una legislación laboral y social.

En 1886 se constituyó la Sociedad Mutualista de Artesanos de Panadería, y para el año de 1900 se transformó en la "Sociedad de Socorro Mutuo de Panaderos".

Con el transcurso del tiempo, surgieron  los Colegios de Profesionales tales como: el Colegio de Abogados y el Colegio de Médicos y Cirujanos, los cuales ofrecían protección y seguridad a sus agremiados, y así también un alto nivel de profesionalización a través de los centros de recreación, bibliotecas y cursos de actualización profesional.

En nuestro país, tras la promulgación de las leyes tributarias en el gobierno del Presidente Alfredo González Flores y la fundación del Banco Internacional de Costa Rica, la nación se vio en la necesidad de formar Contadores que pudieran llevar los libros de contabilidad y teneduría en las diferentes empresas privadas y públicas de la época.

De esta manera comenzaron a surgir varias escuelas, dedicadas a formar profesionales en el área de la Contabilidad. En 1920 el Liceo de Costa Rica fue una de las instituciones que formó los primeros Contadores, asumiéndolos más tarde la Escuela Manuel Obregón.

En 1939 el grupo de Contabilistas era numeroso, lo que obligó a los contadores a agremiarse para defender sus intereses y derechos, buscando un amparo que los hiciera valer como profesionales calificados y que su trabajo fuera bien remunerado. Así las cosas fue como nació la Facultad de Contabilistas Profesionales de Costa Rica.

En el período de 1940 y 1947 mientras se preparaban los nuevos profesionales en Contaduría Pública, y con vista en la nueva Legislación Tributaria, promulgada por el gobierno del Presidente. Teodoro Picado (período 1944-1948), en el país no existía un Colegio, que agremiara a estos profesionales, por lo que fue necesario tomar el grupo de los Contadores incorporados a la Facultad de Contabilistas de Costa Rica y equipararlos al nivel de Contadores Públicos, naciendo así el Colegio de Contadores Públicos de Costa Rica en el año de 1947.

El proyecto de ley fue redactado por el señor Misael García Picado en conjunto con varios compañeros de la Facultad, bajo la dirección del Lic. Alfredo Zúñiga Pagés, miembro incorporado a la Facultad. El proyecto fue enviado al Congreso de la República el 2 de marzo de 1951 y aprobado por la ley  Ley N° 1269

En esta forma el Colegio de Contabilistas de Costa Rica nació a la vida institucional de la República con la categoría profesionales y a partir de ese momento, perdió vigencia la histórica frase de don Misael, en la cual irónicamente los Contadores se autodenominaban "Escribientes de Escritorio".

Posterior a la promulgación de la Ley, se procedió a estructurar la Corporación, y se convocó a la primera Asamblea, el 7 de junio de 1951, con sede en la Facultad de Contabilistas, ubicada en un viejo edificio de modesta construcción, cerca de la antigua Embajada Americana.

Luego las oficinas fueron trasladadas a los Altos de la Farmacia Jara, situada en avenida 3, calle Alfredo Volio. Allí se trataron asuntos muy importantes y se estructuró el Colegio de acuerdo a la Ley.

Primer  Junta Directiva del Colegio de Contadores Privados.


Presidente

Cont. Diógenes Astorga Sanabria

Primer Vicepresidente

Cont. Lic. Alfredo Zúñiga Pagés

Segundo Vicepresidente

Cont. Misael García Picado

Primer Secretario

Cont. Antonio Navarrete Quesada

Segundo Secretario

Cont. Enrique Madrigal Jacks

Prosecretario

Cont. Rafael A. Rojas M.

Tesorero

Cont. Rafael Marquéz García

Primer Vocal

Cont. José Alpízar Gatgens

Segundo Vocal

Cont. Arturo Salazar Brenes

Fiscal

Cont. Arturo Morales Barquero

¿Qué hacemos?

El Colegio de Contadores Privados de Costa Rica, se ha caracterizado por más de 57 años, como el ente rector de la profesión contable en nuestro país, que vela por el debido ejercicio profesional, y el cumplimiento de los valores éticos, morales y profesionales de nuestra institución

Esto debido a que hoy por hoy la contabilidad es entendida universalmente, como una disciplina científica, que potencia su desarrollo como sistema de información y de control organizacional, lo que implica un mayor control.

Por eso nuestra institución, desde los inicios se ha preocupado por brindar a todos nuestros agremiados el conocimiento técnico y el apoyo, a fin de que puedan estar preparados para enfrentar los profundos y acelerados cambios, fruto de un entorno complejo y volátil.

La Contabilidad se ha tornado hoy día, en un saber altamente estratégico para el desarrollo y el bienestar económico y social, producto de las relaciones con disciplinas como la economía, las finanzas, la sociología, el derecho, entre otras.

Misión
El Colegio tiene por finalidad:
Promover el desarrollo de la ciencia contable,  proteger su ejercicio como profesión
Defender los derechos de sus integrantes, promover su mejoramiento económico,
fomentar el acercamiento social y profesional de sus componentes, ejercer vigilancia y jurisdicción disciplinaria sobre sus miembros en relación con el ejercicio profesional.

Visión
Posicionarse como un colegio profesional de excelente imagen, que al proyectarse activamente a la comunidad y a la sociedad sea el ente rector y regulador de la normativa contable y que brinde a sus colaboradores y colegiados un ambiente estable, seguro y con sentido de pertenencia.

Colegio de Contadores Privados de Costa Rica

Arriba - Versión de Escritorio